Patatas A Casa da Tulla:


Todo empezó hace tres generaciones, cuando sus abuelos adquirieron las tierras que llevaban años trabajando. Primero ellos y luego sus padres se dedicaron a la actividad agraria y ganadera. Desde los años 70, poco a poco se introdujo en la zona el cultivo de la patata al amparo del Ministerio de Agricultura, que formó a los productores de la zona. Nuestra explotación participó en la producción de patata de siembra certificada, así como en la creación de una cooperativa de productores de patata de siembra.

En 2004 apostamos por la producción de la variedad Kennebec, y en 2008 nos adherimos a la Indicación Geográfica Protegida ‘Pataca de Galicia’, que certifica la excelencia de nuestros productos.

En la actualidad cultivan 10 hectáreas de patatas de máxima calidad, Kennebec y ‘Fina de Carballo’.

Variedades:


De las variedades existentes, en Casa da Tulla se cultiva la patata Kennebec, con 3 calibres diferentes, y la ‘Fina de Carballo’, con 2. Esta última es una variedad autóctona de la zona de Bergantiños, caracterizada por su excepcional Calidad, difícilmente superada por otras variedades más modernas. Nuestras señas de identidad son la producción artesanal y la apuesta por la gran calidad, al amparo de la Indicación Geográfica Protegida (I. G. P.) ‘Pataca de Galicia’.

Valores de nuestro Producto:


Recogida y Envasado a Mano.

Conservación Natural, sin conservantes añadidos.

Producto de Temporada: patata nueva o fresca, natural, sin antigerminativos.

Cosecha Propia con garantía de trazabilidad 100% del Producto.

Patata de Coristanco 100% con Origen Certificado.