La cooperativa Anaco es una empresa de carácter social enfocada a emplear a mujeres en riesgo de exclusión social. Esta cooperativa centra su actividad en la preparación y envasado en aceite de oliva de anchoa adquirida en salazón. Tras un proceso manual en frío, se desala, elimina la piel y las espinas y más tarde, filetea y envasa.

Anaco basa su ventaja competitiva en la elevada calidad del producto artesano combinado con un precio inferior al habitual. En la actualidad, también ofrece a sus clientes una oferta de variedades bajas en sal o en formatos diferenciados. Además, ofrece al consumidor la posibilidad de participar en una iniciativa solidaria que representa un atractivo adicional.

La anchoa salada (Engraulis Encrasicolus) se compra directamente en Cantabria a productores seleccionados con esmero. Seguidamente se manipula manualmente, se retira la piel a cada uno de los peces extraídos de la salazón, sin escaldar. Esta manipulación garantiza la conservación de las propiedades y características de la materia prima.

Una vez limpia y escolada la anchoa, se procede al fileteado manual y al envasado en aceite de oliva. La presentación en tarrina hermética de plástico alimentario permite graduar el consumo del contenido en el envase. Por último, este producto siempre debe mantenerse en el frigorífico.