Terra do Gargalo cuenta con una historia familiar de cultivadores de viñas en la zona de la Ribeira Sacra. En el marco del Castillo de Monterrei, lo conforman ocho hectáreas de viñedos. Con variedades blancas de la zona como el Godello, Albariño, Dona Branca y Loureira, y tintas como Mencía, Arauxa y Merenzao. El valle de Monterrei cuenta con un potencial reconocido por siglos de tradición vitivinícola. El cual debía de transformarse en un referente para los vinos de calidad gallegos.

Gargalo basa su filosofía de trabajo en la elaboración de vinos de alta calidad, con el carácter de nuestra tierra, con vocación de ser un referente de prestigio dentro del mundo del vino gallego. Con la voluntad de liderar los vinos de alta gama preservando la naturaleza y respetando el medio ambiente, así como, con el desarrollo social de las personas que en ella trabajan, están dentro de los objetivos de rentabilidad de la empresa. Entre los valores en los que se basa su filosofía destacan la calidad en buscar la excelencia en todos nuestros productos. También la transparencia en el trabajo y en las relaciones, así como la ética empresarial antes que la estética y la agilidad en dar respuesta al cliente. Finalmente cuenta con el respeto, tanto por la naturales, las tradiciones de elaboración, como hacia los consumidores.

La bodega donde se elaboran los vinos y licores, está equipada con los avances tecnológicos necesarios para elaborar vinos de calidad. Toda su estructura está ideada con el fin de facilitar todo el proceso de vendimia y elaboración de producto así como, para integrarse en el paisaje sin distorsionar el entorno.